Las novedades de la nueva ley hipotecaria

Tras la aprobación el pasado diciembre en Consejo de Ministros, en el Congreso se sigue trabajando en la tramitación del Proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario. Se espera que la nueva ley vea la luz el próximo verano tras recibir la aprobación de las Cortes Generales. Habrán cambios que afectarán tanto a compradores como a la banca, y las novedades son las siguientes:

  1. El máximo de los intereses de demora se fijará en el triple del interés legal del dinero vigente.
  2. El banco no podrá fijar el vencimiento anticipado de una hipoteca durante la 1ª mitad del contrato hasta que el impago por parte del consumidor suponga un 2% del préstamo o alcance nueve cuotas. En la 2ª mitad se establece el límite en el 4% o en doce mensualidades (actualmente el banco puede ejecutar la hipoteca a partir del tercer mes de impago).
  3. La comisión máxima por reembolso anticipado para un cambio de entidad o una novación en la que se pacte un tipo fijo será del 0,25% en los tres primeros años y después desaparecerá.
  4. En los préstamos a tipo fijo la comisión por reembolso anticipado será de un 4% como máximo en los diez primeros años y del 3% a partir de ese momento.
  5. Se ofrecerán facilidades para la conversión del contrato hipotecario entre monedas.
  6. Se creará un contrato tipo que incluirá las cláusulas fundamentales del mismo al que los clientes podrán acudir.
  7. Quedan prohibidos los incentivos a los trabajadores de los bancos por la concesión de un número de contratos hipotecarios.
  8. Queda prohibida la venta vinculada de productos con las hipotecas.
  9. Se exigirá a quienes intervengan en la concesión de una hipoteca que cuenten con profesionalización en el campo y tengan capacidad para ofrecer toda la información requerida para el consumidor, así como para evaluar su situación de solvencia.